EN BCS ES PERMANENTE LA VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA CONTRA LA RABIA

Comparte con tus amigos

Ante cualquier agresión de un mamífero, sea doméstico o silvestre, debe acudirse a la unidad médica más cercana

A través de las unidades médicas de primer nivel y de su Programa de Zoonosis, la Secretaría de Salud de Baja California Sur lleva a cabo una vigilancia epidemiológica permanente de casos sospechosos por rabia humana que, de acuerdo a la definición operacional, son aquellas personas de cualquier edad y sexo con antecedente de contacto con algún animal que pudiera estar infectado.

El seguimiento de esta enfermedad zoonótica (término que se refiere a las enfermedades que los animales pueden transmitir al ser humano) se efectúa mediante la atención médica de personas que sufren la agresión de algún mamífero, ya sea mordida o rasguño, así como una investigación de campo para identificar la especie agresora, determinar si cuenta con vacunación (en el caso de fauna doméstica) o vigilar su comportamiento para detectar posible sintomatología en el caso de ejemplares silvestres, informó la directora de Servicios de Salud, Ana Luisa Guluarte Castro.

Con base en estos datos, que determinan el nivel de riesgo, se determina si es necesario iniciar el tratamiento profiláctico del paciente, que genera anticuerpos específicos contra el virus causante por esta infección que puede ocasionar encefalitis aguda y progresiva, de ahí que se enfatice el llamado a la población para que acuda de inmediato a la unidad médica más cercana ante la agresión o contacto con animales susceptibles de padecer y transmitir la rabia, señaló.

Aunque la dependencia estatal cuenta con tratamiento profiláctico para atender pacientes que se consideren como casos probables, es aconsejable prevenir riesgos por este padecimiento mediante la ‘vacunación gratuita de perros y gatos’ que ofrece la institución mediante sus jurisdicciones sanitarias, en tanto que las especies ganaderas deben ser inmunizadas por sus propietarios, comentó.

Además se enfatiza la recomendación a las personas de evitar el contacto con fauna silvestre, que pudiera ocurrir en zonas rurales o conurbadas, incluso cuando el animal muestre un comportamiento pacífico o dócil que puede ser ocasionado por la propia patología, dijo la médica al concluir que en 2022 se proporcionó profilaxis antirrábica a 27 pacientes que tuvieron alguna agresión por zorrillo, murciélago o caballo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: