UNIDAD DE SANATORIO PRIVADO HABILITADO POR SSA PARA COVID19, RECIBIÓ SUS PRIMEROS PACIENTES

SE TRATA DEL SANATORIO MARÍA LUISA DE LA PEÑA DE LA CIUDAD DE LA PAZ

Este espacio fue reconvertido por el Gobierno del Estado para fortalecer la capacidad de respuesta en esta pandemia

La Unidad Covid que el Gobierno de Baja California Sur habilitó en el sanatorio María Luisa de la Peña, para fortalecer la capacidad de respuesta hospitalaria en esta pandemia, recibió este martes a sus primeros dos usuarios, que son pacientes en convalecencia, es decir que lograron superar fases críticas de la enfermedad.

La apertura de esta área Covid, que cuenta con una capacidad de 35 camas, se llevó a cabo para dar atención a pacientes no graves o que están en proceso de recuperación y con esto destinar las camas reconvertidas del Hospital Juan María de Salvatierra al tratamiento de enfermos que presentan condiciones de mayor severidad, dijo el secretario del ramo, Víctor George Flores.

En este espacio no se otorga servicio a pacientes espontáneos, ya que a la unidad ingresan quienes transitan de una etapa muy crítica hacia la convalecencia, abundó George Flores al indicar que en semanas previas se llevó a cabo el reclutamiento y capacitación del personal, para garantizar un adecuado funcionamiento de la unidad.

Con suficiente antelación se efectuaron adecuaciones a este inmueble, desde obra civil hasta instalaciones electromecánicas y equipamiento que garantiza condiciones de funcionalidad y seguridad, esto como parte de las acciones llevadas a cabo por la administración estatal para tener una mayor disponibilidad de espacios médicos en esta pandemia,  comentó.

Aunque el sector salud de Baja California Sur ha incrementado de manera significativa el número  camas reconvertidas para brindar servicios terapéuticos a personas con síndrome Covid (esto es que ya están confirmados con la enfermedad o que presentan síntomas relacionadas con esta), es fundamental que los ciudadanos prioricen el resguardo domiciliario y solo salgan para actividades esenciales, como es laborar o adquirir víveres.

Al hacerlo deben seguir las recomendaciones de sana distancia e higiene básica para prevenir la infección y tan pronto concluyan estas diligencias deben retornar a su viviendas, para contribuir con esto a reducir la velocidad de contagios, puntualizó George Flores.