BCS TIENE CAPACIDAD INSTALADA EN SALUD PARA ENFRENTAR AL NUEVO CORONAVIRUS

Al momento, la entidad continúa sin registrar casos confirmados por esta enfermedad

El Sector Salud en Baja California Sur tiene cuantificada la capacidad instalada que posee para enfrentar la primera fase del nuevo coronavirus, la cual se prevé inicie una vez que se registre el primer caso confirmado de este padecimiento en la Entidad, indicó el secretario del ramo en el estado, Víctor George Flores al enfatizar que, hasta este viernes, el estado continúa libre de la enfermedad.

El funcionario estatal señaló que las instituciones médicas identificaron los equipos e insumos disponibles para actuar con oportunidad ante el primer escenario por el Covid-19, al señalar que se cuenta con más de mil camas censables y no censables, de las cuales se prevén más de 120 para reconversión hospitalaria, y que sirva para atender a los pacientes que eventualmente pudieran registrar este padecimiento.

Se cuenta además con una fuerza laboral de más de mil 700 médicos, más de dos mil 800 enfermeras y enfermeros, así como 140 químicos que de manera continua se están actualizando sobre los protocolos de detección, muestreo y atención oportuna de personas sospechosas o confirmadas por el nuevo coronavirus, esto de acuerdo ha las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para hacer frente a esta circunstancia, comentó.

Aunque la media península se mantiene hasta este viernes sin casos confirmados, se han realizado actividades específicas de prevención, vigilancia y control epidemiológico que tienen por objetivo retrasar su arribo a BCS, y en su caso, mitigar los efectos.

Con la vigilancia epidemiológica se detectan oportunamente los casos sospechosos, a quienes se toman muestras para enviarse a laboratorios autorizados por la federación. En tanto se reciben los resultados, los pacientes son canalizados al aislamiento domiciliario para evitar posibles contagios y una vez que se recibe la notificación se definen las acciones a seguir, abundó.

Las ocho muestras por casos sospechosos tomadas previamente en la Entidad, han sido negativas para Covid-19, de ahí que los pacientes siguieron tratamiento habitual por infección respiratoria. Cuando se llegue a presentar un caso confirmado, este seguirá en aislamiento domiciliario en caso de presentar síntomas leves. De presentar signos de gravedad se ingresaría a una unidad hospitalaria para que reciba atención especializada, explicó George Flores.

Con base en los datos epidemiológicos internacionales, se han hecho estimaciones de que del total de personas portadoras de covid-19, el 80 por ciento presente un cuadro asintomático o leve, 15 por ciento un cuadro no grave, similar a otras infecciones respiratorias, en tanto que el cinco por ciento registre una circunstancia de mayor complejidad, añadió.

Al cuantificarse la capacidad instalada es posible optimizar los procesos organizacionales de las instituciones para dar mejor respuesta a este reto de salud, con base en el momento y la etapa que actualmente se vive en el estado, al puntualizar su llamado a la población para adopte medidas de prevención como es el lavado frecuente de manos, el estornudo de etiqueta, evitar tocarse el rostro con las manos sucias, acudir a su unidad médica más cercana en caso de presentar síntomas respiratorios y guardar reposo domiciliario cuando se presente una enfermedad de este tipo.